G-J02WLS30S0
Empresas

¿Qué pasa si me voy de baja voluntaria? ¡La VERDAD!

¿Qué pasa si me voy de baja voluntaria? Según especifica el SEPE, si un trabajador pide la baja voluntaria en su empresa, pierde el derecho a la prestación por desempleo y a la indemnización por despido.

Esto se debe a que el subsidio de desempleo y la indemnización por despido sólo se conceden a los trabajadores que son despedidos por causas ajenas a su voluntad.

Tomar la decisión de dimitir no es tan fácil como parece, pero ninguna persona está obligada a permanecer en un puesto de trabajo en contra de su voluntad, por lo que existen diferentes formas para solicitar una baja voluntaria, siempre teniendo en cuenta que existen algunas consecuencias.

Aun cuando es una decisión personal, siempre se aconseja que quien la tenga que tomar busque cierta asesoría, si no es para desistir de ella, por lo menos para tener claro cuáles son los pasos a seguir según la legislación, así como lo que sucederá después de ésta.

¿Qué es la baja voluntaria?

La baja voluntaria es cuando un trabajador decide finalizar su relación laboral con la empresa en la cual ha estado trabajando durante un periodo determinado. En este caso, el trabajador comunica de fa fecha forma oral o escrita su decisión y la fecha en la que se producirá.

Aun cuando se puede comunicar de manera oral, siempre se recomienda que también se utilice una comunicación por escrito, ya sea en físico o por correo electrónico. Este es un acto administrativo en el cual participan tanto el empleado como la empresa, ya que esta última debe hacer los trámites administrativos correspondientes.

Le puede interesar «Modelo de carta de baja voluntaria profesional y con clase para descargar en Word y PDF«

¿Cuáles son las consecuencias de la baja voluntaria?

Según indica el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), una baja voluntaria tiene sus consecuencias importantes, como los son, la pérdida del derecho a percibir una indemnización y no poder solicitar la prestación por desempleo de forma inmediata. Para esto último es necesario cumplir con ciertos requisitos establecidos por la legislación.

Por esta razón, es importante que los empleados estén informados, porque muchos trabajadores piensan que es posible recibir estos beneficios. En todo caso, se puede estudiar la posibilidad de solicitar una excedencia voluntaria, que aunque no da derecho a indemnización o cobro del paro, no rompe la relación laboral con la empresa.

En caso de que la baja voluntaria sea inminente el trabajador tiene derecho a un finiquito en el que se incluyen los días de nómina pendiente y otras cantidades pendientes como vacaciones, horas extras, entre otras.

Le puede interesar «Como cobrar el paro después de una baja voluntaria«

¿Qué debemos hacer para solicitar la baja voluntaria?

A través de los años, han evolucionado las formas de comunicación, por lo tanto actualmente se admiten las solicitudes por medios electrónicos. Sin embargo, cuando los expertos aclaran como hacer la baja voluntaria, siempre recomiendan que se haga por escrito, entregando una copia a la empresa y quedándose con otra sellada como respaldo.

En el caso de que la empresa no tenga como política sellar las copias como acuse de recibo, se podrá enviar por fax o por correo electrónico. 

En la carta de baja voluntaria se debe aclarar el tiempo de preaviso a cumplir, en base a lo indicado en convenios colectivos o en su defecto lo que se haya indicado en el contrato de trabajo o los 15 días de preaviso normal.

Cuando el empleado no cumple el preaviso estipulado por la legislación que regula sus condiciones de trabajo, la empresa tiene la potestad de descontar del finiquito lo equivalente a los días que ha faltado de su preaviso o también de reclamar su retribución en caso de que este monto supere el total del finiquito.

Es muy importante tener conocimiento sobre los plazos de preaviso obligatorios, puesto que en ciertos casos, el hecho de no cumplir el preaviso perjudica en gran medida al trabajador. En algunos convenios colectivos se puede prever un descuento de dos días por cada día de preaviso que no se cumpla.

También es importante aclarar que en el caso de que el empleado esté en periodo de prueba, no será necesario que cumpla un preaviso.

Conclusión

Si está pensando en pedir la baja voluntaria para dejar su empresa, es importante que tenga en cuenta todas las consecuencias que conlleva.

Puede estar renunciando a la posibilidad de un ascenso o a futuras oportunidades laborales en esa empresa.

Antes de tomar cualquier decisión, no dejes de leer nuestros otros artículos sobre consejos profesionales y búsqueda de empleo.

Tenemos mucha información para ayudarle a tomar la mejor decisión para su carrera.

Artículo revisado y aprobado por Noelia Pérez Magán, Senior Manager en BDO Abogados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba