G-J02WLS30S0
Vivienda

¿Quién Tasa una Vivienda?

¿Quién tasa una vivienda? Si quieres alquilar, comprar o hipotecar una vivienda necesitas de una tasación.

Esta permite conocer el valor de la propiedad con relación a factores como: ubicación, estado, viviendas similares, entre otros.

Tasar una vivienda es un requisito que protege al comprador o arrendatario, permitiendo que pague un precio justo por ella.

La tasación debe realizarla un experto calificado, y su especialización dependerá del tipo de edificación que se quiera evaluar.

¿Quieres conocer quién tasa una vivienda y los aspectos que influyen en el proceso? Continúa leyendo este artículo. 

¿Qué es la tasación de una vivienda?

Tasar una vivienda significa evaluarla con profundidad, atribuyéndole su valor dentro de un mercado inmobiliario.

Este término aplica principalmente a los inmuebles, aunque puede tasarse cualquier bien. Se expresa a través de un documento oficial y debe realizarlo un profesional acreditado. 

Para ello, se cumplen con ciertos lineamientos establecidos en las normativas. Este es un procedimiento esencial en cualquier transacción de compra y venta.

Será solicitado por el prestamista, pero el costo debe ser cancelado por el prestatario. Su costo dependerá de las características de la vivienda, y suele oscilar entre los 500 y 1000 euros aproximadamente. 

Si deseas vender o comprar una casa necesitarás este requisito que determina cuanto se pagará por la misma. 

¿Quién paga la tasación de una vivienda?

El comprador es responsable de pagar la tasación. Si quieres comprar tu casa, también es tu responsabilidad.

Sin embargo, puede haber algunos casos en los que los bancos ofrezcan un incentivo (como la reducción de los tipos de interés o de las comisiones) a cambio de asumir este coste (y otros).

¿Quién se encarga de tasar una vivienda?

Si necesitas tasar una vivienda el único que puede hacerlo es un tasador profesional. El mismo, deberá contar con una licencia que avale su conocimiento en la tasación de inmuebles.

Además, tendrá que conocer la legislación correspondiente y el mercado de los inmuebles. 

Los requisitos dependerán del objetivo de la tasación y el tipo de edificación. Pero, en líneas generales, para las viviendas y construcciones comerciales se requiere que este sea arquitecto.

Si además requieres hacerlo para una hipoteca, el profesional debe estar inscrito en un ente de tasación. Este último, verificará el reporte realizado por el tasador para avalarlo.

El organismo tendrá la aprobación del banco oficial del Estado. En territorio español este será el Banco de España.

El técnico firmará el documento, y en caso de hipotecas el ente o sociedad de tasación también deberá hacerlo. En caso contrario, no se podrá realizar el trámite hipotecario. 

Te puede interesar «¿Cómo saber si una casa tiene todos los papeles en regla?«

¿Cómo tasar una vivienda?

¿Cómo tasar una vivienda? Una vez que el prestatario ha contactado con el tasador se seguirán algunos pasos para que el proceso sea exitoso. Los mismos son:

  • El tasador pedirá documentación como: nota simple del registro de propiedad y copia de las escrituras. Estos permiten comprobar la información catastral y del ayuntamiento.
  • Realiza una visita a la propiedad, tomando los registros pertinentes por medio de fotos, inspección ocular y mediciones. Con esta, observa y verifica el estado general de la vivienda.
  • Coteja con otras viviendas similares que se encuentran ubicadas en el mismo sector inmobiliario. Para esto, realiza un estudio de mercado, así obtiene un referente del posible precio a establecer.
  • Emplea los procedimientos legales para estimar el valor de la propiedad y realiza un informe detallado.

¿Qué factores considera un tasador?

Luego que el tasador comienza el proceso de valoración de la propiedad considera una serie de factores para determinar su valor. Veamos algunos de ellos. 

Estado de la vivienda

Para ello, se realiza la inspección mencionada, en la misma puede comprobar los aspectos estructurales, características y el estado general.

Por ejemplo, condición de las puertas, ventanas, sanitarios, tuberías, pisos, revestimiento de las paredes, etc.

Con este objetivo realiza un registro minucioso y captura evidencias de cada aspecto.

Localización

El lugar donde se encuentra el inmueble es muy importante al momento de analizar su valor. En esto, también influye la clasificación del distrito escolar y el acceso al transporte público.

Otro valor añadido sería el panorama que rodea a la vivienda, el cual determina muchas veces el precio.

Renovaciones o modificaciones

Un tasador considera las renovaciones realizadas, como añadir un nuevo baño o habitación a la vivienda. También, los cambios que se hayan realizado a las áreas ya existentes. 

Extensión del terreno

Se considera el tamaño de la vivienda, si posee o no terreno, y la extensión del mismo. También, verifica las características que este tiene.

¿Es un terreno resistente y cohesivo? ¿Cuál es su nivel freático? Para valorar un terreno se requiere un tasador que posea un título como ingeniero agronómico. 

Características especiales del inmueble

El tasador determina otros aspectos adicionales que aportan lujo o confort a la vivienda. Por ejemplo, la presencia de una piscina, calefacción por suelo radiante, pisos de madera, revestimientos de piedras, entre otros.

Otras propiedades 

Realiza un estudio valorando lo precios de propiedades similares, considerando sus características y la ubicación. Esto es un importante referente al momento de colocar un valor al inmueble.

Acceso a vías principales y servicios

Cuando la vivienda tiene conexión con vías importantes de acceso se incrementa su valor. Porque es una característica muy valorada por las personas, ya que les evita encontrarse en indeseables atascos y perder tiempo. 

Así mismo, es importante la presencia de parques y zonas verdes, que ofrezcan tiempo de recreación y esparcimiento.

Por último, un tasador valora que existan lugares de servicio cercanos como: hospitales, farmacias, tiendas, supermercados, universidades y escuelas. 

Certificación energética e inspecciones 

Aunque muchos compradores no lo consideran, el tasador valora que la vivienda posea inspecciones previas y certificación energética.

La cual, permite que los posibles inquilinos tengan un ahorro importante en el pago de los servicios. Igualmente, que no deban hacer reparaciones costosas.

Te puede interesar «¿Qué tener en cuenta para comprar una casa?«

¿Cómo obtener una buena tasación?

Para lograr un mejor precio por tu vivienda considera lo siguiente:

  • Ten todos los documentos a la mano, tanto de la vivienda como del terreno.
  • Pinta la casa y ajusta los pequeños detalles, como una manilla suelta.
  • Arregla el jardín y la fachada con un experto.
  • Revisa tuberías, luces y accesorios como extintores.
  • Ten a mano todas las facturas de las reparaciones que hayas realizado.

Si necesitas tasadores de inmuebles en el 2022, busca un experto, el cual puede ayudarte en todos los trámites necesarios.

Por eso, confía solo en aquellos que estén acreditados, y que se encuentran avalados por los organismos competentes. 

Conclusión

Si vas a comprar una casa, lo más probable es que el prestamista te exija una tasación para asegurarse de que el precio de compra es justo.

Tal vez te preguntes quién paga por este servicio y qué implica el proceso de tasación de una propiedad.

Te hemos dado todas esas respuestas, así como consejos útiles sobre cómo prepararte para su propia tasación.

Lee nuestros artículos ahora para saberlo todo antes de que llegue el momento. ¡Feliz compra!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba