G-J02WLS30S0
Empresas

¿En qué se diferencian una carta de autorización de un poder notarial?

¿En qué se diferencian una carta de autorización de un poder notarial? La principal diferencia es que una carta de autorización es un documento que designa a alguien para actuar en nombre de otra persona u organización.

Un poder notarial, en cambio, es un documento legal que otorga autoridad a un tercero para tomar decisiones y llevar a cabo acciones en nombre de otra persona u organización. La principal diferencia entre ambos documentos es su finalidad.

Es muy importante aprender las diferencias entre la carta poder y un poder notarial, ya que son dos documentos que tienen mucha similitud pero que tienen diferentes objetivos. Mientras la primera otorga a una tercera persona un poder de confianza para actuar en nombre de otra, el segundo otorga la misma confianza para trámites legales.

En resumen, son documentos que sirven para darle a una tercera persona la autorización para actuar a nuestro nombre en diferentes instancias. Sin embargo, es importante saber diferenciarlas para poder estar seguros de en qué situaciones se puede utilizar y cuál es que conviene según el caso específico.

Le puede interesar «Modelo para descargar de carta de autorización para cualquier trámite en Word y PDF«

¿Qué es una carta de autorización?

La carta de autorización es aquel documento que se le otorga a una persona de confianza, la autoridad para actuar en nombre de otra. En este documento se indican las tareas específicas para las cuales se ha asignado al agente, que así se llama al autorizado. Quien otorga la autorización puede ser un individuo, una entidad o una corporación.

Las tareas pueden ser diversas, desde recoger la limpieza, solicitar un préstamo o negociar un contrato. En todo caso, las implicaciones que lleva implícitas este tipo de documentos es que las acciones del agente sean positivas o negativas serán responsabilidad de quien ha otorgado la autorización.

¿Qué es un poder notarial?

El poder notarial es un documento que es firmado y notariado con el fin de otorgarle a una tercera persona la opción de tomar decisiones en su nombre. Dicho poder es generalmente es conferido a una persona de confianza, que no necesariamente debe ser abogado.

El poder notarial puede hacerlo un individuo, una entidad o una empresa y abarca acciones como la de administrar dineros, bienes muebles e inmuebles y tomar decisiones de tipo legal. 

Desde el punto de vista de su estructura, no existen muchas diferencias entre la carta de autorización y un poder notarial, ya que en su cuerpo debe estar establecido en detalle lo que el agente tiene permitido en nombre de la persona que otorgó el poder. Es importante destacar, que este poder tiene vigencia, incluso si el otorgante queda incapacitado.

¿Cuáles son las diferencias entre una carta de autorización y un poder notarial?

La diferencia entre la carta de poder y un poder notarial, es que la primera queda sin efecto una vez que la gestión descrita en ella ya se ha cumplido. Por su parte, el poder notarial, es generalmente abierto, cuando no existe fecha de vencimiento. En este caso, el agente podrá continuar a nombre del otorgante hasta que este lo revoque.

Por otro lado, si la persona que otorgó el poder fallece, el poder notarial también pierde su efecto. Aunque las características de estos dos documentos pueden variar según el país, algunas de las diferencias más generales son:

  • Requisitos para su tramitación: Generalmente para la carta de autorización sólo se necesitan los testigos para hacerla válida, el poder notarial se debe formalizar ante un notario público.
  • Costo: La carta de autorización no suele tener ningún costo, en el caso del poder notarial, suele tener un arancel para poder tramitarlo en la notaría.
  • Tipo de diligencias: La carta de autorización sólo permite tratar asuntos simples y específicos y el poder notarial incluye manejo de bienes y litigios, por lo que precisamente debe ser refrendado por la ley.

En cualquier trámite que necesites hacer es importante que consultes con los expertos en la materia. Aun cuando no son trámites extremadamente complicados, sólo el especialista puede asesorarte en cuanto a cuál es la mejor opción para lo que necesitas.

Conclusión

Espero que este artículo te haya ayudado a saber cuales son las diferencias entre una carta de autorización de un poder notarial.

Y recuerde, si busca información sobre asuntos legales, finanzas personales o inversión no dude en visitar inversionybolsa.com. ¡Gracias por leernos!

Artículo revisado y aprobado por Noelia Pérez Magán, Senior Manager en BDO Abogados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba