G-J02WLS30S0
Empresas

Pros y Contras de la Ley de Segunda Oportunidad

Las personas que están luchando con las deudas pueden sentir que no tienen opciones. La Ley de Segunda Oportunidad ofrece a las personas la oportunidad de recuperarse y empezar a reconstruir sus vidas.

Esta ley permite a las personas negociar o reducir sus deudas, para que puedan volver a levantarse y empezar a reconstruir sus vidas.

Siga leyendo si quiere conocer los pros y contras de esta ley.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad es un recurso legal que puede ayudar a las personas que no pueden pagar sus deudas. Esta ley permite a las personas renegociar o reducir sus deudas cuando no pueden hacer frente a sus pagos.

La Ley de Segunda Oportunidad hace posible que las personas superen una mala situación económica causada por un endeudamiento excesivo, sin dejar de respetar los derechos de los acreedores.

Pros de la ley de segunda oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece a las personas que han tenido dificultades para llegar a fin de mes una oportunidad para empezar de nuevo. Esto se consigue permitiéndoles pagar sus deudas durante un periodo de tiempo más largo, sin acumular ningún interés adicional. En algunos casos, la ley permite incluso la exoneración total de la deuda.

A continuación le voy a indicar los beneficios y ventajas que nos ofrece esta Ley.

1-Conservar su patrimonio

Una de las mayores ventajas de la ley es que da a los individuos la posibilidad de conservar sus casas y bienes, que de otro modo correrían el riesgo de ser ejecutados o embargados.

El dinero de las cuentas bancarias de su empresa y los bienes personales son temporalmente inaccesibles para nuestro acreedor. Las ejecuciones hipotecarias o los embargos, por ejemplo, son uno de esos casos.

2-Suspensión de deudas

La Ley de Segunda Oportunidad permite suspender el pago de las deudas anteriores al inicio de la misma. Las deudas posteriores no se suspenderán y no se tendrán en cuenta en el cálculo.

3-Protección contra los acreedores

La ley también pone fin al acoso de los acreedores y proporciona protección contra demandas, embargos y ejecuciones.

Es más sencillo negociar con los acreedores cuando se sabe que, si no se llega a un acuerdo, el juez tomará la decisión (y quizás le exima completamente de la deuda).

4-Nos dá un tiempo extra

Esta legislación nos permite tomar un respiro, al darnos más tiempo para recomponernos, de nuestros problemas financieros y hacer frente a nuestra deuda.

El plazo de devolución del préstamo que obtenemos gracias a esta ley puede ser de hasta 10 años, pero normalmente es de 5 años.

5-Congela los intereses

La Ley de Segunda Oportunidad impide el devengo de intereses sobre sus deudas, con la excepción de las deudas hipotecarias.

6-Nos permite desaparecer de las listas de morosos

La Ley de Segunda Oportunidad también nos da la oportunidad de salir de las listas de morosos en las que podamos estar.

7-Podemos mantener nuestros ingresos

Si eres trabajador por cuenta ajena, podrás seguir manteniendo tu sueldo sin que te lo embarguen los acreedores. Si es un trabajador por cuenta propia, puede seguir dirigiendo su negocio como siempre

8-Puede tener derecho a una condonación total de sus deudas

En algunos casos, la Ley de la Segunda Oportunidad permite la condonación total de sus deudas. Esto se conoce como «beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho» (BEPI). La exoneración puede ser del 100% de la deuda o de un porcentaje menor, según las circunstancias.

9-Nos permite acceder de nuevo a la financiación

Otra gran ventaja de la Ley de Segunda Oportunidad es que nos da la oportunidad de acceder de nuevo a la financiación, si la necesitamos en el futuro.

Para las empresas, la Ley de Segunda Oportunidad puede significar la continuidad de su actividad a pesar de las abrumadoras deudas. Para los empleados, puede significar poder mantener su trabajo y su salario

Contras de la Ley de Segunda Oportunidad

Aunque cancelar el 100% de su deuda puede parecer una gran opción, no está exenta de inconvenientes.

La Ley de la Segunda Oportunidad tiene sus propias desventajas, como cualquier otra solución potencial. Esta ley tiene las siguientes desventajas:

1-Obligatoriedad de una negociación inicial con el acreedor

La Ley de Segunda Oportunidad implica siempre el inicio inmediato de las conversaciones con los acreedores. No termina con la reducción de la deuda y la disminución de la cantidad adeudada. Primero hay que acordar un plan de pagos, que debe ser práctico. No basta con decir: «Perdóname la mitad de mi deuda», antes de empezar a hablar de la condonación.

2-Su patrimonio estará bajo vigilancia

Las autoridades vigilarán lo que haga con su dinero durante el proceso. El administrador concursal puede incluso intervenir, por lo que no podrá gastar su dinero en lo que quiera.

3-Tendrá que vender sus bienes no esenciales

Para pagar sus obligaciones, tendrá que vender parte de sus activos. El objetivo de la LSO es permitirle seguir adelante mientras sus acreedores obtienen lo que les debe o una parte de ello. Esto implica la venta de pertenencias no esenciales, como vehículos de su empresa o particulares que no se utilicen en su negocio.

4-Puede estar varios años endeudado

El LSO puede establecer un calendario de pagos para usted que abarque hasta 10 años después del acuerdo de quita. Esto significa que podría estar haciendo pagos de sus deudas pendientes durante varios años.

5-Su nombre aparecerá en el Registro Público concursal

Durante 5 años, su nombre será visible para el público en el Registro Público Concursal.

El registro concursal afecta a los procedimientos de los acreedores de las personas jurídicas y a la segunda oportunidad de las personas físicas.

El objetivo del registro público es mejorar la seguridad jurídica de los procedimientos concursales (también los procedimientos preventivos). Garantizar una mayor flexibilidad procesal y accesibilidad a toda la información concursal.

6-La exoneración total de la deuda no está garantizada

Si no llegamos a un acuerdo con nuestros acreedores, se iniciará la fase del concurso consecutivo. Es entonces cuando un juez podría liquidar hasta el 100% de nuestra deuda.

7-Todas las gratificaciones o herencias serán para pagar la deuda

Todo el dinero que herede o le adjudiquen en los próximos 5 años se destinará a pagar su deuda, siempre que haya un plan de amortización y no la totalidad del BEPI.

8-Si no hay acuerdo con el acreedor podrá ir a juicio

La Ley de Segunda Oportunidad tiene varios inconvenientes, uno de los cuales es que si no hay acuerdo con el acreedor le puede costar mucho dinero. También debe saber que si va a juicio y no llegas a un acuerdo extrajudicial, tendrá que pagar todos los gastos del proceso.

Le puede interesar «¿A partir de qué deuda te pueden embargar?«

Finalmente de dejo un vídeo de YouTube del canal Area Jurídica Global donde explican los pros y contras de esta Ley.

Conclusión

La Ley de Segunda Oportunidad es un recurso legal que puede ayudar a las personas que no pueden pagar sus deudas.

Esta ley permite a las personas renegociar o reducir sus deudas cuando no pueden hacer frente a sus pagos.

La Ley de Segunda Oportunidad hace posible que las personas superen una mala situación financiera causada por un endeudamiento excesivo, respetando los derechos de los acreedores.

Lea nuestros artículos en inversionybolsa.com si quiere la mejor información sobre finanzas personales, inversión, vivienda y empresa. ¡Gracias por leernos!

Artículo revisado y aprobado por Noelia Pérez Magán, Senior Manager en BDO Abogados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba