G-J02WLS30S0
Trading

¿Qué es un Stop-Loss en bolsa?

¿Qué es un Stop-Loss en bolsa? El comercio conlleva muchos riesgos. Por eso, los inversores han ideado diferentes maneras de controlar las posibles pérdidas que puedan tener. Hay diferentes maneras de ganar dinero en el mercado de valores.

La forma más fácil es invertir durante mucho tiempo. Un inversor elige las acciones de empresas que cree que van a crecer y las compra durante un periodo de al menos un año.

En este caso, el riesgo de la inversión es bajo. A los inversores no les preocupan las caídas temporales de los precios. A largo plazo, los precios tienden a recuperarse, y las acciones son rentables para su propietario de una forma u otra.

Las inversiones a corto plazo sí representan un riesgo mucho mayor. Los inversores ganan dinero con las pequeñas fluctuaciones de las acciones. Esto requiere vigilancia, especialmente en un mercado volátil. De lo contrario, pueden sufrir pérdidas considerables.

En el mercado es posible limitar las posibles pérdidas. Para ello, debes dar instrucciones a tu corredor para que cuando estas alcancen un determinado nivel, este las venda. Estas órdenes de acciones (también conocidas como «órdenes» y «ofertas») se conocen como stop-loss y take-profits.

¿Qué es un stop-loss?

Un stop-loss no es más que una instrucción para que un corredor venda automáticamente una acción cuando su precio caiga hasta un nivel determinado. De este modo, el stop-loss funciona como un limitador de pérdidas.

Por ejemplo, supongamos que compraste una acción a 50 dólares y empezó a bajar rápidamente. Si no puedes permitirte perder más de 7 dólares en cada acción, establece un stop-loss en 43 dólares por acción. Cuando las cotizaciones alcanzan este nivel, la acción se venderá automáticamente.

Como inversor, tienes que calcular de antemano cuál es el nivel de precio que representará comenzar a tener pérdidas. Además, tienes que calcular cuál es tu perdida máxima permitida para indicarlo al corredor.

Te interesa: «Las mejores páginas para invertir en bolsa«

Cómo funciona el stop-loss

El stop-loss protege al inversor de pérdidas demasiado importantes. Es sumamente peligroso pretender operar en el mercado y no utilizar un stop-loss, ya que todo tu capital estará en riesgo constante.

Por último, un stop-loss puede salvar tu dinero si juzgas mal la acción del precio durante la negociación. Por ejemplo, un inversor que creía que la tendencia bajista del precio terminaría pronto y la reacción alcista recuperaría tus pérdidas, pero tus expectativas no se han cumplido y la acción sigue cayendo.

El máximo efecto del uso de los stop-loss se produce cuando un inversor compra una acción basándose en factores a corto plazo. En otras palabras, está especulando a corto plazo en lugar de «jugar a largo».

Sí, por el contrario, las compras de acciones se realizan en función de factores fundamentales, entonces los stop-loss pueden estorbar bastante. Los factores fundamentales incluyen datos macroeconómicos, indicadores operativos, tendencias del sector y otros.

Stop-loss y paradas inteligentes

A veces un inversor no quiere entrar en una posición al precio actual. Por ejemplo, la acción está en una posición lateral y tú quieres comprarla si se supera la resistencia y el precio empieza a subir. Una orden limitada no hace eso: se ejecuta a un precio no peor que el precio actual, y para el sistema, un precio superior al actual es el peor.

Utilizando el Stop Limit/Loss, puedes entrar en una posición a un precio mayor que el del mercado – ir en largo, o peor que el del mercado – ir en corto.

  • Ejemplo. No se posee una acción y se quiere comprar cuando sale de un mercado lateral, donde el límite superior está en 200 USD. A continuación, se pone un límite/suelto de compra a 205 USD con un precio de ejecución de 206 USD o al precio de mercado.

Un stop-limit/loss no solo puede limitar tus pérdidas, sino que también te ayuda a bloquear los beneficios. Compraste las acciones a 100 USD y el precio subió a 150 USD. Ahora te preocupa que pueda caer, aunque existe la posibilidad de que siga subiendo. Una solución sencilla al problema de obtener beneficios y limitar las pérdidas por la caída sería un stop-loss/pérdida en la venta.

El valor de las órdenes stop loss: pros y contras

Las órdenes de limitación de pérdidas permiten a los inversores pensar con antelación en el precio al que quieren vender sus acciones, lo que evita decisiones poco meditadas y potencialmente poco rentables.

Este tipo de garantía también libera a los accionistas de tener que vigilar constantemente los movimientos del mercado. Una acción de venta se producirá automáticamente si los precios caen a un nivel predeterminado.

Sin embargo, incluso estas herramientas tan útiles no son perfectas. Si Amazon publicara unos resultados financieros decepcionantes después del cierre de los mercados, y al día siguiente las acciones cotizan a 1750 dólares, entonces tú perderías 100 dólares más de lo que estabas preparado.

Además, las órdenes de stop-loss no tienen en cuenta cuando los precios están subiendo. Si los precios de Amazon se disparan temporalmente hasta los 2500 dólares y luego vuelven a los 1850 dólares, no obtendrás ningún beneficio. Una orden trailing stop funcionaría bien aquí. Se puede utilizar para que el precio de venta aumente en proporción a la subida del precio de las acciones. 

Si estableces una orden de trailing stop del 10%, significaría que tus acciones de Amazon se venderían cuando cayeran un 10% desde su último máximo. La venta se produciría entonces a 2250 dólares, es decir, 400 dólares más que si se recurre a una simple orden de stop.

Valoración final

De cualquier manera, el stop-loss es una herramienta fundamental para proteger el capital que tienes disponible para invertir en la bolsa de valores. Determina el valor máximo que puedes permitirte perder y configura tu corredor para que detenga las perdidas en ese punto exactamente.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba